Historia

Tlayecac es un comunidad centenaria y tiene mucha historia aun por revelar. Aquí te contamos un poco de lo que pudimos encontrar:

Época prehispánica

El origen de Tlayecac se remonta hasta a los años 1300 A.C., cuando olmecas provenientes del estado de Veracruz y Tabasco llegaron a poblar parte del estado de Morelos, dedicados principalmente a la caza, pesca y agricultura. Durante el florecimiento de los toltecas, se establecieron relaciones comerciales entre el centro de Morelos y la gran ciudad de Teotihuacan.

Para los años 1200 a 1300 D.C. Los tlahuicas y xochimilcas, de habla nahuatl, ocupan el estado de Morelos. De esta ocupación nace el Tlalnahuac, una provincia compuesta por catorce pueblos:

  • Tlayacac
  • Ayoxochiapan
  • Jaloxtoc
  • Jantetelco
  • Jonacatepec
  • Amacuitlapilco
  • Tepaltzingo
  • Chalcatzingo
  • Atlacahualoya
  • Tlalistac
  • Pazulco
  • Amayuca
  • Tetehuamac
  • Tetelilla

De los cuales las cabeceras eran Tetehuamac y Jonacatepec, aunque también hay versiones que ponen a Tlayecac y Tepaltzingo como tales.

Los Tlahuicas estaban bajo la dominación de los Mexicas, emprendida por Metecuzoma Ilhuicamina en los pueblos del Tlalnahuac. Como dominados, tenían que rendir tributo a los aztecas, con productos como algodón, maíz, frijol, chia, amaranto, plumas preciosas, cerámica, papel amate y varios tipos de bienes de guerra; que eran pagados al señorío de Yecapixtla.

La presencia de los Tlahuicas data del periodo azteca temprano (1100-1350) al tardío(1350-1521) y se extendió por todo el estado de Morelos. Muestra de la presencia prehispánica en Tlayecac puede encontrarse prácticamente en cualquier casa y en muchos de los campos que la rodean, tales como figuras humanas de barro, guias para hilados, restos de vasijas y recipientes y hasta caras de excelente manufactura en piedra.

Se presume que existe una pirámide en el centro del pueblo donde fueron detenidas las obras de construcción por parte del INAH, pero hasta ahora no se han hecho las excavaciones necesarias que puedan hacerla palpable.

La conquista

Después de la conquista, los pueblos de Tlayacac (Tlayecac), Tecpatzinco (Tepalcingo), Atotonilco, Xalostoque (Jalostoc), Usuchapa, Tetelilla, Xonacatepeque (Jonacatepec), Xantetelco (Jantetelco) y Amayuca, pertenecieron a Hernán Cortés y luego pasaron a manos de su hijo natural, Martín Cortés, quien se estableció en Tepoztlán. Los tributos pagados antes a los aztecas, ahora eran un beneficio de los Popolocas (“salvajes” en lengua nahuatl), como eran llamados los inquisidores españoles.

Los pueblos anteriormente mencionados fueron considerados patrimonio de la Corona Real, ya que pagaban tributo y se consideraban como tierras denominadas realegas. Aunque más tarde por falta de descendencia masculina por parte de la Familia Cortés, pasó por línea Femenina a los duques de Terranova, más tarde a los duques de Monte Leone, que no residían en Morelos, ni siquiera en México; no les interesaba la política sino las rentas de las tierras y los tributos cobrados mediante administradores.

Durante la evangelización, los agustinos fueron los encargados de la fundación en Tlayecac del Monasterio de San Marcos en 1605 d.c. presuntamente sobre el basamento de una piramide prehispanica. El monasterio dependio en una primera instancia del monasterio de San Agustin en Jonacatepec y posteriormente del de Zacualpan. El patronazgo de San Marcos puede ser consecuencia de la temprana evangelización de Tlayecac, puesto que fue durante los primeros cincuenta años que se usaron los nombres de los apóstoles por parte de los frailes.

Independencia

Durante la época independentista Tlayecac sirvió de refugio para Mariano Matamoros, quien estaba en busca de provisiones para enfrentar el sitio del Cuautla. Por estos tiempos Don Matías Zavala, entonces cura de Tlayecac informó a Matamoros que se le perseguía, por lo que Matamoros decidió unirse a los insurgentes con quienes ya militaba como coronel Francisco Ayala de Mapaxtlán, hoy Ciudad Ayala.

Revolución

Durante la época revolucionaria, Emiliano Zapata, mediante una carta enviada el 6 de Abril de 1919, solicita al Coronel Jesús María Guajardo se encuentre con el capitan Salomé G. Salgado y 100 de sus hombres en Tlayecac para posteriormente tomar Jonacatepec, reforzar las tropas y pensar en objetivos más grandes.

Referencias bibliográficas

Deja un comentario

Un comentario, responde o deja uno tú también